UA-151968525-1

Masturbación anal masculina las mejores técnicas

Comentarios · 95 Puntos de vista

¿Qué opinas de la estimulación anal del hombre? Consideras un tema tabú o prefieres leer y descubrir como dar mas placer...

Masturbación anal masculina las mejores técnicas

El hombre siempre ha sido muy esquivo a la masturbación anal y el placer que puede llegar a dar esa técnica dentro del sexo, siempre puedes decidir de hacer las cosas con cariño y amor o con más fuerza y energía de forma que tu amante se sienta cómodo… De todas formas el hombre debería probar este placer y no decir “De esa agua nunca voy a beber” ya que hasta que no pruebas las cosas no puedes juzgarlas.

  1. El primer paso es dar comodidad a tu amante y hacer que se sienta cómodo en la interacción, dando unos masajes a las nalgas para que pueda ir relajando la zona donde vas a dar ese placer, ante todo debes recordar que el mimo es muy importante las primeras veces ya que el exceso de velocidad se puede traducir en dolor para tu amante.
  2. El placer llega si sabemos jugar nuestras cartas con nuestro amante, un buen Strip Póker ayudaría mucho, pero este no es el caso. Aquí se aplican mucho los juegos sexuales y la explotación de otras zonas erógenas de nuestro amante o amantes, dar el placer en otras zonas estimula y crea una percepción diferente a la hora de proceder con nuevas aventuras o técnicas de placer dentro del sexo, se ven de diferente forma e incluso con ganas de probar ya que estas recibiendo placer.

 

  1. Una de las zonas más placenteras que tenemos en el cuerpo los hombres es la zona perianal, con la que se puede estimular para dar un placer intenso durante los juegos eróticos sin llegar todavía a la penetración o masturbación anal para dar ese gran placer del que tanto estamos hablando en este artículo. Haz un masaje, lame la superficie de forma suave, es la zona que está indicada entre los testículos y el ano.

En el próximo episodio seguiremos comentando mas técnicas de la estimulación anal para vuestro amante y llegar así alcanzar un placer totalmente diferente al de la masturbación convencional del hombre.

Comentarios